¿Buscas información sobre Perros en adopción? Aquí tienes la respuesta.

Perros en adopción



Perros en adopcionDedicar un tiempo a la adecuada elección y conseguir el consenso familiar son puntos imprescindibles antes de acudir a un centro de perros en adopción.

No es lo mismo decidir los calcetines que usaremos en la siguiente temporada invernal o si debemos o no de cambiar de perfume, que decidir si es momento o no de incorporar un perro adoptado a nuestro hogar.

Desgraciadamente, muchas personas tardan menos tiempo en decidirse por la adquisición de un hámster, de un periquito o de un perro, del que tardan en decidir su nuevo corte de pelo o el impactante color de sus mechas.

Podríamos asegurar que la inmensa mayoría de los de “dos patas” tenemos un cierto interés, un deseo de acercamiento, un declarado cariño o amor por los animales y la naturaleza (biofilia). Esa inmensa mayoría disfruta de un buen paseo por el campo; sus ojos se abren ante las increíbles escenas televisivas de la vida salvaje y se inclinan sin dudarlo a acariciar a esa bola de pelo en forma de adorable cachorro yorkshire, que por cierto no vais a encontrar, la mayoría de perros en adopción son razas de perros grandes que han sufrido malos tratos o abandono .

Seguro que también conocemos a alguna que otra persona que no sólo no se acerca a acariciar al precioso cachorrito, sino que, en el mejor de los casos, se esconde a nuestras espaldas por no perder totalmente su dignidad al huir despavorido a través de la puerta más cercana.

Incorporar perros en adopción al hogar es un acto que exige gran responsabilidad.

La convivencia con un animal en adopción puede ser de lo mejor que llegue a sucedernos, o podrá convertirse en una de las mayores decepciones, jalonada, de regalo, por un torrente de problemas. ¿De qué dependerá?

Los beneficios o los problemas surgidos en nuestra relación con un perro de adopción, dependerán, casi de forma exclusiva, de dos puntos: del tiempo de reflexión, y de lo acertado o no de la elección y adecuación que hayamos hecho con el perro antes de incorporarlo a nuestras vidas.

No podemos dejarnos llevar de forma exclusiva por nuestros instintos naturales; por más que nos guste determinado tipo de perro, por más que algo dentro de nuestras entrañas nos conduzca a un centro de adopción de perros o perrera, debemos analizar nuestro espacio vital, nuestro tiempo, nuestros recursos económicos y si contamos con el consentimiento y con el apoyo de todos los miembros de la familia.

Otro punto muy importante es ser conscientes de cómo se comportan determinados perros con otros animales; en el caso de que ya tengamos alguna mascota en casa puede llegar a ser incompatible.

Si por el contrario sucumbimos ante las prisas, la presión familiar, el cariño mal entendido… no nos sorprendamos si todo aquello que soñábamos en nuestra idílica relación con nuestro soñado perro adoptado, se transforma en una historia casi de miedo, regada de problemas y tendente al cobarde abandono.

El mejor propietario de mascotas en adopción no es sólo aquel que mejor las cuida… el mejor propietario de mascotas también debería ser aquel que decidió, de forma responsable, no llegar a serlo nunca.

Si os ha gustado esta entrada de perros en adopción, podrás encontrar otras similares en nuestra sección de perros.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *