¿Buscas información sobre ¿Cómo se debe cuidar de un perro?? Aquí tienes la respuesta.

¿Cómo se debe cuidar de un perro?



Todo el mundo dirá que el mejor amigo del hombre no es otro ser humano, sino que son las mascotas, especialmente los perros. Brindan cariño, son leales y forman parte de la familia durante el suficiente tiempo como para considerarlos uno más. Y, como tal, hay que cuidarlos como es debido.

Es más fácil de lo que parece

Cuando uno se pone a criar a un perro, piensa que puede ser bastante difícil, pero la realidad es que, si se sabe organizar, puede resultar bastante sencillo. Para comer, a la hora de salir, el perro basta con que tenga un horario de comida moderado y unas horas de salida establecidas, al menos dos veces al día con paseos de más de 30 minutos. Así el perro sabrá cuando tiene que hacer sus deposiciones.

La higiene es una parte fundamental del cuidado de todo animal. No todo el mundo tiene el valor de bañar al animal en casa, pero lo cierto es que podría ser mucho más sencillo de lo que parece, aunque tenga gran tamaño. De hecho, hasta podría convertirse en una actividad bastante divertida para hacer juntos. Aunque hay muchos perros a los que para nada les guste la hora del baño y podrías tener más de un problema.

La comida es la parte más importante del cuidado de un animal. Es cierto que es mejor que coman únicamente su pienso, pero no pasa nada por darle otros tipos de alimentos. ¿La carne de pollo? Es perfecta para su aparato digestivo cuando este esta hervido o cocinado a la plancha. ¿Darle un poco de yogurt o un actimel a un perro? Si, no pasa nada por hacerlo y además reciben muchas vitaminas que les ayuda a tener los huesos fuertes y sanos. Lo que hay que evitar únicamente son los productos de bollería industrial, el chocolate (en grandes cantidades puede ser mortal) y los productos hechos con desechos de carne animal como las hamburguesas por ejemplo. Y, aunque sea un mito muy distendido por culpa de los dibujos animados, hay que evitar a toda costa darles huesos de pollo o de cornero, porque si se los comen, pueden tener serios problemas digestivos.

Con lo que hay que ser severo es con la forma de comer del perro. Algunos perros atacan la comida como si no hubieran comido en todo el día, y eso hay que controlarlo con el fin de evitar que el perro tenga problemas digestivos. Además, también hay que controlarle el sarro de los dientes. Para ello usa huesos especiales para limpiárselos o llévalo una vez cada dos años al veterinario para que le hagan una limpieza.

El ejercicio es muy importante para los perros, tanto dentro como fuera de casa. Así que hay que jugar mucho con él cuando esté en casa y al sacarlo a la calle, buscar un lugar dónde se le pueda soltar sin miedo para que vaya detrás de alguna pelota y se lo pase bien con otros perros. La mejor forma de que esté en forma y no sufra de sobrepeso.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *