¿Buscas información sobre Cómo cuidar un pez espiga? Aquí tienes la respuesta.

Cómo cuidar un pez espiga



Cómo cuidar un pez espigaEl pez espiga es uno de los más hermosos ejemplares que existen, no en vano también se le conoce como pez arco iris de Madagascar, pues tiene una gran diversidad de colores.

Con unos simples consejos, aprenderá cómo cuidar un pez espiga y podrá lucir un precioso acuario con este espécimen.

Cómo cuidar un pez espiga correctamente

  1. Elija con cuidado sus compañeros: Esta especie es muy tranquila, por lo que no es recomendable que lo ponga con peces que sean muy violentos o territoriales. Además, las hembras son bastante más pequeñas que los machos, así que podrían atacarlas para comérselas.
  2. Adquiera un acuario grande: Aunque nos peces tranquilos, resultan ser unos nadadores empedernidos, es decir, les encanta moverse. Por ello lo mejor es que el acuario sea tan grande como sea posible, sobre todo si va a tener más de uno. Debe adquirir por lo menos uno de 80 cm.
  3. Vigílelos durante el periodo de reproducción: Son peces muy tranquilos salvo cuando se reproducen, en ese caso pueden acabar volviéndose bastante agresivos, así que si están con otros peces tendrá que vigilarlos bien para que no haya problemas o aislarlos a otra pecera para que no se sientan amenazados por el resto de peces.
  4. Aliméntelos bien: La comida de estos peces principalmente deben ser seres vivos como son las larvas, pues son pate de su dieta. Pero también se le puede dar otro tipo de comida más específica que tengan en las tiendas.
  5. Pueden vivir en agua salada: Aunque se trate de un pez de agua dulce, curiosamente a estos peces les gusta el agua salada. Así que podrá agregar un poco de sal marina o sales para salar un poco el agua sin ningún problema. Pero no los ponga a vivir con especies de agua salada, pues tanto nivel de sal sí que podría acabar con su vida.
  6. Controle la temperatura del agua: Para que estos peces vivan bien, la temperatura del agua debe encontrarse entre los 20-27 grados, por lo que sería bueno que adquiriese un termómetro y un calentador para el acuario, de esa forma podrá tener bien controlado este punto.
  7. Ilumine bien el acuario: Para que los peces no se estresen, y se adapten bien al acuario, la iluminación durante las horas de día deberá ser directa, mientras que por la noche tiene que ser indirecta.
  8. Limpie el acuario: Al menos una vez al mes, pero en lo que se refiere al agua deberá hacerlo una vez por semana, cambiando entre el 20% o el 30% y sustituyéndola por nueva.

Peces compatibles con el pez espiga

En cuanto a las especies con las que pueden convivir, puede elegir:

  • Killis
  • Otros peces espiga
  • Pez gato
  • Pez ángel
  • Carpa

Cuidar un pez espiga no resulta extremadamente complicado, y como es compatible con muchos peces y tranquilo, siempre adornará bien su acuario. Pero si lo que quiere es tener unos peces hermosos que deslumbren su acuario, entonces tiene que tener un banco exclusivo de esta especie.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *