¿Buscas información sobre Cómo cuidar un pez ballesta? Aquí tienes la respuesta.

Cómo cuidar un pez ballesta



Cómo cuidar un pez ballestaLos peces ballesta han ganado mucha fama en los últimos tiempos por su forma y por lo sencillo que es el cuidarlos.

Si estás pensando en empezar con un acuario, entonces esta clase de peces es la mejor que puedes elegir para empezar como un principiante en este mundillo.

Cómo cuidar un pez ballesta

Para poder cuidar de un pez ballesta, simplemente sigue estos pasos:

  1. Llena el acuario con la cantidad justa: Cuando compres un pez ballesta, tienes que tener en cuenta el tamaño que tendrán una vez sean adultos (algunas variedades alcanzan hasta los 50 cm), así que si vas a tener más de 1 debes pensar en un acuario que pueda llenarse con 400 litros por cada pez ballesta.
  2. Compra un acuario del tamaño adecuado: Un pez ballesta normal, pongamos un pez ballesta payaso, requiere de un acuario que sea de 1,20 metros de largo x 60 de fondo x 60 de alto. Si vas a tener más de uno, tendrás que aumentar un poco el tamaño del acuario para que estén bien juntos sin molestarte.
  3. Acostúmbralo a una rutina: Este tipo de pez es una de las variedad que más comen, con unas poderosas mandíbulas por lo que son peces carnívoros. Puedes darles moluscos, algas, detritos, gusanos, crustáceos… pero si puedes acostumbrarlos al alimento comercial mucho mejor.
  4. Regula el agua: Tendrás que vigilar que el pH del agua se encuentre siempre entre 8 y 8,3, manteniendo la densidad entre 1020 y 1024.
  5. Una temperatura cálida: Esta especie está acostumbrada a las aguas cálidas tropicales, por lo que tendrás que mantener una temperatura entre 23 y 26º C más o menos para que se encuentre a gusto. Por esta misma razón, nunca deberás meter otros peces que puedan estar en aguas más frías, porque morirían.
  6. Busca un lugar cálido en la casa: Aunque puedes regular la temperatura del agua con un calentador, si tienes una zona de la casa donde les dé el sol, podrás poner ahí el acuario y que por el día reciban directamente la luz solar ye l agua se caliente sola. Ten mucho cuidado en este aspecto durante los meses de verano que el agua no se caliente demasiado.
  7. Adorna el acuario adecuadamente: Pon bastante roca viva, poniendo también tiestos, ánforas, vasijas para que puedan cobijarse.
  8. Filtra bien el agua: Adquiere un buen aparato para filtrar el agua, pero que no sea demasiado potente, pues el pez ballesta es bastante lento y podría salir dañado.
  9. Dormirá de lado: Tienen la rara costumbre que duermen de lado. Cuando un pez está de lado, se suele asociar a que está enfermo. En este caso, no tienes que preocuparte, salvo que veas que se comporta de forma violenta o rechaza la comida.
  10. Limpia bien el acuario: No hay que cambiar continuamente el agua, simplemente cambia el 25% del total cada semana y al menos una vez al mes limpia el acuario a fondo para eliminar los desechos de los peces. Ten mucho cuidado al sacar al pez porque si dentadura es muy fuerte y te puede hacer bastante daño si te muerde.

Variedades del pez ballesta

Aunque es una especie tranquila, son muy territoriales, por lo que es mejor poner en el acuario las diferentes variedades de pez ballesta que existen. Las más famosas a las que puedes recurrir son:

  • Ballesta payaso
  • Ballesta azul
  • Ballesta negro
  • Ballesta Picasso

Pueden convivir con otras especies, pero recuerda, son peces carnívoros así que podrían intentar comérselos.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *