¿Buscas información sobre Cómo cuidar un gato persa? Aquí tienes la respuesta.

Cómo cuidar un gato persa



cómo cuidar un gato persaAl tener un gato persa, debe saber que en su haber se encuentra una de las razas de gatos con más historia que existen en el mundo, pero que también es de los que más cuidados precisan en lo que a su pelaje se refiere.

Le daremos algunos consejos de cómo cuidar un gato persa correctamente para que crezca sano y también algunos consejos.

Cómo cuidar un gato persa correctamente

  1. Aliméntelo como es debido: Cuando tenga menos de seis meses, lo mejor es alimentarlo de tres a cuatro veces al día con alimentos enlatados y luego reducirlo a dos veces cuando tenga los 8 meses. La comida lo mejor es que esté seca y fresca para que el gato pueda consumirla bien.
  2. Haga combinaciones con la comida: A los gatos les gusta la variedad, es decir, no hay que darles siempre comida seca o comida húmeda, sino que se les puede mezclar ambos alimentos para que lo disfruten más.
  3. Puede esterilizarla: Los gatos son uno de los animales más promiscuos que existen, y si vive en el campo, es posible que pronto se lleve una sorpresa. Las gatas entran en celo entre los primeros 4-6 meses de vida, mientras que los machos lo hacen entre los 6-7 meses. En ambos casos puede esterilizarlos sin ningún problema.
  4. Póngale un chip de identidad: Si vive en un piso bajo o en zona de campo, es posible que muchas veces su gato se vaya de paseo, por ello, es mejor colocarles un chip de identidad en un collar o en el cuerpo para poder localizarlo en el caso de pérdida.
  5. Limpie la caja de tierra a menudo: Los gatos son seres muy limpios, y no les gusta reutilizar una tierra en la que sus heces simplemente están cubiertas por tierra nueva. Un par de veces a la semana tendrá que vaciar la caja de tierra y poner nueva. Al menos una vez al mes, limpie la caja totalmente.
  6. Cepille a su gato a diario: Quizás uno de los problemas al cuidar de un gato persa es que requiere cepillar su pelo a menudo, para que no se formen nudos en el pelo.
  7. Cuidado al pelar a su gato: Muchos dueños de gatos persas cometen un error grave, y es que a la hora de pelar a su gata le rapan el cabello totalmente. Aunque esto puede ayudarles a generar nuevo pelo, expone la piel del animal al sol y eso puede provocarles alguna enfermedad grave. Lo mejor es pedir al veterinario que reduzca un poco el cabello del gato y así le cueste menos peinarlo.
  8. Limpie los ojos y la nariz a menudo: Ya que esta raza es propensa a que sufra secreciones en los ojos y la nariz.

Consejos para el cuidado del gato persa

También le aconsejamos:

  • No le dé huesos al gato ni tampoco comida cruda, pues podría sentarle mal.
  • Si de vez en cuando le da una latita de atún al gato, no pasa nada.
  • A pesar de lo que muchos creen, no hay que darle leche el gato, al menos no a menudo. Ya que eso podría provocarles una fuerte diarrea.
  • El mito de que a los gatos no les gusta el agua es muy mal muy distendido. No pasará nada porque usted mismo lo bañe, siempre y cuando lo haya acostumbrado de pequeño no tendrá ningún problema.
  • Mucho cuidado de dejar ventanas abiertas, pues los gatos son muy curiosos y se asomarán por todas partes.
  • Si tiene una pecera, asegúrese de que el techo está bien firme, para que no se rompa en cuanto el gato se suba.
  • En el caso de que le quite las uñas de las patas delanteras a su gato, deberá tener en cuenta que perderá movilidad y un poco de agilidad, así que intente evitar tener ciertos objetos en ciertas zonas que puedan romperse al paso del animal.

Puede disfrutar mucho al cuidar un gato persa, pero deberá tener perseverancia, sobre todo con su pelo, pues de las cosas que más les gusta cuidar.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *