¿Buscas información sobre Cómo cuidar de un Teckel? Aquí tienes la respuesta.

Cómo cuidar de un Teckel



Como cuidar de un TeckelEl Teckel, conocido más comunmente como perro salchicha, ha sido siempre una de las razas preferidas por la gente de las clases altas, pero que poco a poco se ha ido asentando en diversos hogares.

Es un perro que se caracteriza por un cuerpo largo, del cuál recibe su nombre de perro salchicha, pero también de ser un compañero muy fiel y amigable, perfecto para aquellos que van a tener un perro en su hogar por primera vez y no tienen experiencia en su cuidado.

Cómo cuidar de un Teckel

  1. La paciencia es una virtud: Como todos los cachorros, no te extrañe que te lo encuentres mordiendo un mueble o un cable cuando no le estés mirando. Tendrás que reñirlo, pero sin enfadarte mucho, para que el perro comprenda de que está haciendo algo malo. Son bastante cabezones, por lo que tendrás que tener mucha paciencia. Cuando haga cosas buenas, recompénsalo con una chuchería, para que entienda que está bien y que está mal.
  2. Cuida bien de su espalda: Debido a la forma de su cuerpo, es una raza propensa a sufrir problemas de espalda. Si el problema se le detecta a tiempo, tu perro sanará, pero si no, puede acabar sufriendo mucho. Por ello, a la mínima que detectes un cambio de actitud en su comportamiento habitual, llévalo corriendo al veterinario.
  3. Ejercicio moderado: Aunque sea un perro pequeño y de cuerpo muy largo, le encanta correar y pasear por la calle. Si lo puedes llevar a algún sitio donde corra con muchos perros, cuando regreses a casa se tumbará en una esquina a descansar de lo cansado que estará. En casa también le gusta jugar, así que ten siempre una pelota o algún otro juguete a mano.Y en lugar de un simple collar, es mejor usar un arnés.
  4. Aprende a cogerlo bien: A muchos les encanta este perro salchicha porque lo pueden llevar en brazos. Sin embargo, cogerlo mal supone dañar severamente su espalda. Por ello, cógelo bien por ambos lados del cuerpo para esté compensado todo el peso.
  5. Que no se suba a la cama: Si lo quieres tener durmiendo contigo, es mejor que lo acostumbres a subirlo tú, aunque te pueda resultar una faena. ¿La razón? Subir y bajar de la cama supone una desviación de su extensa columna, lo que podría acabar acelerando sus problemas de espalda.
  6. Controla su peso: De llevar una alimentación, tu Teckel engordará muy rápidamente, y eso no es nada bueno para tu perro. Por ello, acostúmbralo a comer a determinadas horas, siempre evitando el que consuma cualquier comida humana con mucha grasa.
  7. Cepíllalo de vez en cuando: Es un perro de pelo corto, pero ello no significa que no haya que cepillarlo. Desde que sea un cachorro acostúmbralo a cepillarlo y será algo que le encantará cuando crezca. Con hacerlo una vez cada dos semanas bastará, aunque durante la época de caída de pelo quizás tengas que hacerlo casi a diario.
  8. Baños bimensuales: Cada dos meses, como máximo, es bueno que bañes a tu perro. Si no puedes hacerlo en casa, llévalo a una peluquería canina.

Otros consejos útiles para cuidar de tu Teckel

  • Cortarle las uñas es algo que puedes hacer tú en casa, con sumo cuidado. Al menos una vez al mes es bueno hacerlo, porque si le crecen mucho le harán daño en las patas.
  • Llevar un seguimiento rutirinario en el veterinario es importante para la salud de perro, sobre todo para la espalda. No te conformes solo con ir cuando toque una vacuna.
  • Según tu perro se haga mayor, es posible que no le apetezca tanto pasear, por lo que hazlo pasear en trayectos más cortos.
  • Cuando lo saques por primera vez, deja que explore todo, pero siempre vigilando que no se lleve nada a la boca, porque querrá probarlo todo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *