¿Buscas información sobre Cómo cuidar de un mau egipcio? Aquí tienes la respuesta.

Cómo cuidar de un mau egipcio



Cómo cuidar de un mau egipcioEl mau egipcio es de las razas más antiguas que existen, aunque durante siglos fue olvidada hasta que en 1950 llegó hasta Europa y en la década de los 70 fue reconocido por la Cat Fancier´s Association.

Para aquellos que les gusten los gatos que apenas requieren de cuidados y que sean bastante independientes, entonces el mau egipcio  será perfecto para vosotros.

Eso si, aunque sea independiente no significa que no requiera de unos cuidados.

Cómo cuidar de un mau egipcio

  1. Dale su espacio: Aunque el mau egipcio es un gato muy cariñoso que le encanta estar con los miembros de la familia, es bastante independiente. Se te acercará cuando él esté buscando mimos. No es muy recomendable el tocarle cuando esté acostado, porque podría asustarse y pegarte un arañazo. Si lo haces, que sea con sumo cuidado, nada de cogerlo ni tocarle la cabeza. Si vas a tener visita, este gato se pondrá en una posición desde donde pueda ver a los recién llegados para observarlos, ya que es bastante desconfiado con los desconocidos.
  2. Déjale salir al exterior: Aunque se adapta perfectamente a la vida en el interior de una casa, también le gusta explorar el exterior. Por lo que puedes dejarle que salga para liberar su instinto de cazador y que así se canse un poco él solo, explorando todo lo que hay a su alrededor. Otra opción es que lo saques de paseo y le dejes explorar con una correo extensible un poco.
  3. Instálale un lugar acogedor: Es un animal bastante tranquilo, de modo que si en un rincón de la casa le colocas una cama, en un lugar que no sea ni muy frío ni muy caluroso, se pasará ahí la mayor parte del tiempo cuando se haga adulto y quiera un poco más de tranquilidad. En ocasiones es él mismo quien escoge en que lugar está mejor y lo convertirá en su cama personal.
  4. Ten cuidado cuando haya niños cerca: No es un gato muy paciente con los más pequeños, sobre todo si le están molestado. Por esta razón tendrás que vigilar de cerca que es lo que le hacen, porque podría cabrearse y sacar las garras.
  5. Cuidado con otros animales de compañía: Si ya había otro animal (gato, perro, conejo…) cuando este llegó siendo un cachorro, no habrá problema. Por el contrario, si tienes un mau egipcio durante unos años solo en tu casa y de pronto traes otra mascota, que no te extrañe que le ataque, pues es un animal muy territorial.
  6. Desde pequeño le tienes que enseñar quien manda en casa: Cuando los mau egipcios crecen, son del tipo de gato que piensa que los humanos son sus sirvientes. De modo que si hace algo malo y le riñes no te hará ni caso. Por esa razón, desde que es pequeño vas a tener que enseñarle quien es el que manda en casa, para que cuando haga algo malo sepa que tiene que parar. Puede ser un gato muy tranquilo e independiente, pero eso no le exime de que intentará arañar las cortinas o las paredes para filarse las uñas.
  7. Mucha atención con la comida: Si no va a salir mucho a pasear ni tampoco puedes hacer que haga mucho ejercicio, se convertirá en un gato que apenas de moverá y si le das demasiada comida engordará muy rápidamente. Por ello lo mejor es marcarle un horario desde que es pequeño, para que se acostumbre a este, sobre todo si lo has castrado.

Otros consejos para el cuidado del mau egipcio

  • No es necesario tener que estar pensando continuamente en cepillarlo, ya que es un gato de pelo corto. Pero al menos un par de veces al mes podría estar bien para mantener sano su pelo y así quitarle los que estén sueltos.
  • No es un gato al que le importe quedarse solo durante largos periodos de tiempo, por lo que si eres del tipo de persona que por trabajo va a estar mucho tiempo fuera de casa, te bastará con dejarle comida y agua y él solo se la racionará hasta que tú regreses.
  • No tiene ninguna enfermedad específica que pueda padecer por ser un mau egipcio, pero cada cuatro meses es recomendable llevarlo al veterinario para una revisión.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *