¿Buscas información sobre Cómo cuidar de un Husky Siberiano? Aquí tienes la respuesta.

Cómo cuidar de un Husky Siberiano



Cómo cuidar de un Husky SiberianoLos Husky Siberianos son una de las razas de perro más queridas y solicitadas que existen, sin embargo, son perros de territorios fríos, pero se les suele tener en las casas como una mascota doméstica.

Es un perro muy fácil de cuidar, por lo que es ideal si va a ser tu primera vez, pero tendrás que tener algunas cosas en cuenta.

Cómo cuidar de un Husky Siberiano

  1. Prepárale un lugar fresco: Al ser perros de nieve, no están acostumbrados a los lugares cálidos, por lo que vas a tener que dejarle un lugar en la casa que sea bien fresco y en el que se pueda estar tranquilo cuando sea verano. Si le puedes poner un ventilador mucho mejor para él.
  2. Aliméntalo bien: Tendrá que comer tres veces al día y siempre de su comida. Puedes darle alguna que otra chuche de vez en cuando, pero no alimentos de comida humana. No es nada saludable para los perros.
  3. Agua siempre disponible: Sobre todo en verano tienes que estar pendiente de su cuenco de agua, porque si no el animal podría acabar deshidratándose si vas a estar mucho tiempo fuera. Y cuando lo saques de paseo, en verano, llevate un poco de agua para que beba.
  4. Protege a los niños: Es muy perro muy amigable y sociable, sobre todo con los más pequeños. Si tienes un niño pequeño, o vas a tenerlo, no te va a costar nada que se relacione con él y se hagan amigos. De hecho, lo protegerá de cualquier peligro.
  5. Cepíllalo una vez a la semana: Su pelaje es muy grueso, y para que tenga el aspecto liso que les caracteriza, tienes que cepillarlos a menudo.
  6. Limpieza de boca: Puedes lavársela tú para evitar que tenga mucha suciedad entre los dientes, pero al menos una vez al año o cada dos años que le hagan una limpieza bucal completa.
  7. Muchos paseos diarios: Es una raza muy activa, y vas a tener que acostumbrarlo mucho a unos paseos diarios largos para que se canse con facilidad. En verano no te costará mucho, bastará con media hora, pero cuando llegue el invierno vas a tener que aumentarlos al menos a una hora diaria de paseo.

Otros consejos para su cuidado

  • Es una raza de perro muy sociable, por lo que no podrá problema alguno si tienes otras mascotas en casa o si vas a tenerlas en un futuro para hacerle compañía.
  • Si lo vas a tener en un piso, primero ten en cuenta el tamaño del mismo. Si es un piso pequeño, no es nada aconsejable para un perro como este.
  • Es bastante juguetón, así que no te enfades con él si te quita alguna zapatilla o algo de la mesa, porque solo quiere jugar.
  • No suele ir a comerse las plantas, pero por si acaso apréndete cuáles son las plantas tóxicas para los perros y tenlas fuera de su alcance.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *