Cómo cuidar de un conejillo de indias



Cómo cuidar de un conejillo de indiasSin lugar a dudas los conejillos de indias, también conocidos como cerdos de guinea, son uno de los animales preferidos de muchas personas ya que al contrario que un perro y un gato no necesita tantos cuidados especiales.

No obstante, son animales que van a necesitar atención, de modo que tenlo muy presente a la hora de optar por coger uno de estos animales para tenerlo como mascota de compañía.

Cómo cuidar de un conejillo de indias

  1. Que tenga un compañero: Los conejillos de indias son animales que están más acostumbrados a estar en compañía, por lo que cuando cojas a uno sería muy recomendable que lo hicieran con otro para que tenga un compañero con el que estar y no sentirse muy solo. También le gusta mucho el contacto humano, así que tenlo en una zona donde suelas estar tú.
  2. Cómprale una jaula grande: Puede que no sea un animal muy grande, pero ello no implica que no se sienta agobiado en espacios pequeños. Compra una jaula bastante grande para el animal para que pueda moverse por libertad dentro de ella sin agobiarse.
  3. Tiene que hacer ejercicio al menos una vez al día: Desde que es pequeño acostúmbralo que por lo menos una vez al día va a poder salir de su jaula para dar una vuelta por la habitación en un principio y luego dale más libertad para que se mueva por el resto de la casa. También es buena idea que en la jaula tenga algún columpio o le compres jaulas conectadas por laberintos para que así se entretenga y haga bastante ejercicio. Otra opción, sobre todo si no quieres perderlo de vista, es meterlo en una bola y que se mueva por la casa dentro de ella.
  4. Que siempre tenga agua fresca: La hidratación para estos animales es muy importante, así que por lo menos dos veces al día cámbiale el agua por una que esté bien fresca. Nunca debe tener el recipiente del agua vacio.
  5. Que siempre tengan heno o hierba: Estos son animales de pastoreo, por lo que siempre necesitan algo con lo que pastar ya sea heno, pata de gallo o cualquier otra hierba. Que nunca le falte dentro de su jaula.
  6. Dale siempre comida específica para él: Es importante que le des una comida específica para este animal que contenga todos los nutrientes que pueda necesitar para estar siempre sano o de lo contrario podía acabar teniendo serios problemas digestivos.
  7. Limpieza semanal de su jaula: Aunque son unos animales muy limpios a nadie le gusta tener que vivir donde están sus propias heces, así que por lo menos dos veces por semana, aprovechando el ejercicio diario de tu mascota, aprovecha para limpiar bien la jaula por dentro y por fuera.
  8. Limpieza del animal: Bastará con que bañes a tu conejo de indias cada cuatro o cinco meses para estar limpio. Más de eso podría acabar perjudicando a su salud. En cuanto a sus uñas, con que se las cortes cada cuatro o cinco semanas bastará.
  9. Interactúa con el animal: Puede parecer que no, pero a estos animales les gusta mucho que sus dueños se acerquen a ellos y los mimen como si fueran unos gastos o unos perros, así que nunca dejes de interactuar con ellos.

Otros consejos para el cuidado de los conejillos de indias

  • Si tienes otros animales en casa pueden convivir con ellos perfectamente, ya que los perros por norma general no les hacen nada y los gastos que no sean muy territoriales los soportarán bien. Eso si, nunca se te ocurra tener un conejillo de indias y algún tipo de conejo en casa, porque estos últimos tienen una bacteria en su organismo que hace enfermar a estos animalillos.
  • Es importante pesar cada dos semanas al animal para controlar su peso.
  • De querer colocar su comedero y bebedor fuera de su jaula, sino te importa que deambule a sus anchas por la casa, ponlo bajo una mesa o una silla que no sean demasiado altos, ya que temen mucho a espacios abiertos con mucha altura.
  • No te preocupes si le ves comerse sus propias heces, porque es algo normal en estos animales. A través de sus heces obtienen nutrientes que les sirven mucho para mantenerse sanos.
  • Hay quien se preocupa de ver a estos animales brincar de pronto, como si fuera un grano de maíz que se haya convertido en palomitas. No pasa nada, eso puede significar que está liberando energía o que está muy contento.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *