¿Buscas información sobre Cómo cuidar de un cerdo vietnamita enano? Aquí tienes la respuesta.

Cómo cuidar de un cerdo vietnamita enano



Cómo cuidar de un cerdo vietnamita enanoHay a quien le apetece tener un animal diferente en su hogar para que le haga compañía, que no sea un gato, un perro o un conejo. Hay quien prefiere optar por un cerdo vietnamita como su animal de compañía.

No es un animal que sea demasiado díficil de cuidar, pero si que es importante tener claras algunas cosas antes de acogerlo en casa, porque no se ciuda igual que otros animales que se puedan tener en casa.

Cómo cuidar de un cerdo vietnamita

  1. Déjale oler: Los cerdos vietnamitas tienen muy buen olfato, por lo que cuando llegue por primera vez olerá todo lo que haya a su alrededor para hacerse con los colores más corrientes de la casa. También olfateará a los miembros de la familia, para distinguir a los que serán sus dueños. Al tener tan buen olfato, es recomendable mantener la casa limpia, porque si huele muy mal eso lo molestará.
  2. Adiéstralo desde pequeño: ¿Te gustaría que tu cerdo vietnamita acuda a tu llamada cuando le llames? ¿O que no te tire de la correa? Pues eso es muy fácil de conseguir  si lo empiezas a adiestrar desde pequeño. Con algunas chucherias, dándoselas de vez en cuando cada vez que haga algo bien, conseguirás adiestrarlo muy rápidamente.
  3. Dale una alimentación equilibrada: Como ocurre con los perros, un cerdo vietnamita se comerá todo lo que le quieras dar. No obstante, lo más recomendable es darle pienso destinado especialmente a esta raza de cerdos, dandole de vez en cuando alguna que otra comida, pero muy de vez en cuando, para que no se acostumbre.
  4. Báñalo de vez en cuando: Los cerdos vietnamitas no huelen tan mal como sus parientes de la granja, pero ello no quiere decir que haya que descuidar su higiene. Con bañarlo cada tres meses bastará para mantenerlo limpio. Si vas a lavarlo en casa, es muy recomendable que adquieras productos especiales para mantener el PH de su piel en buen estado.
  5. Limpia frecuentemente su arenero: Aunque es más recomendable tener a este animal en una casa con jardín o patio, para que así pueda hacer sus necesidades ahí, no pasa nada por tenerlo en un piso. Le puedes acostumbrar a utilizar un arenero para que vaya allí a hacer sus necesidades. No obstante, este animal es mucho más sibarita que los gatos. Si el arenero tiene heces, no querrá usarlo y se irá a otra parte de la casa a hacer sus cosas. Es más, si su cuenco de comida está cerca del arenero sucio, no querrá comer hasta que esté limpio. Lo mejor es que su cuenco de comida esté en un lugar diferente.
  6. Visitas periódicas al veterinario: Los expertos aseguran que este cerdo tiene una salud de hierro, pero, como suele decirse, más vale prevenir que curar. Cuando es pequeño llévalo a un veterinario especializado para que le ponga todas las vacunas adecuadas y, posteriormente, una vez al año para que le hagan el tratamiento antiparásitos.
  7. Un paseo diario le hará bien: Es una animal que puede sacarse a pasear por la calle sin problemas, pero puede ser todo un quebradero de cabeza porque es un animal muy curioso, por lo que hay que estar muy pendiente de él en todo momento . Ponle una buena correa y acostúmbralo a no tirar. También es importante de llevarle de paseo por zonas donde no hayan perros que sean agresivos o se asustará y costará mucho volver a sacarlo de paseo. También puedes llevartelo de excusión y de viaje a cualquier lado en un transportin para gatos.
  8. Dale un lugar que pueda cavar: Estos animales se divierten mucho cavando en la tierra, por lo que si no tienes jardín, ¿cómo harás para que se entretegan? Pues coge una caja de madera, llénala con tierra o arena, y deja que cave a gusto.
  9. Cuidado con las posturas: Esta raza de cerdos no le gusta mucho estar boca arriba. Hay veces que el mismo se pondrá boca arriba para que le acaricies. Pero por nada del mundo seas tú quien le ponga en esta postura porque se sentirá vulnerable y amenazado.
  10. Dale mucho cariño: Al igual que los perros y gatos, es un animal al que le encanta que lo acaricien, abracen y que sus dueños le permita estar con ellos en todo momento.

Otros consejos para el cuidado del cerdo vietnamita

  • Si lo vas a sacar por la calle por primera vez, cuando sea muy pequeño lo mejor es que lo pongas en un transportin y llevarlo a una zona donde no haya muchos animales para que esté tranquilo para explorar el entorno.
  • Se puede llevar bien con otros animales domésticos como perros y gatos, pero mucho cuidado de que no sean estos una raza demasiado territorial o podrías tener muchos problemas para que congenien.
  • No pasa nada porque su cama esté cerca de donde duermes. Todo lo contrario es algo que le encanta. Eso si, no lo acostumbres a dormir contigo en la cama, porque el bajarse de un salto no es nada bueno para sus patitas y luego, cuando quiera subir, te despertará para que lo aupes.


Un comentario sobre “Cómo cuidar de un cerdo vietnamita enano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *