¿Buscas información sobre Cómo cuidar de un burmés europeo? Aquí tienes la respuesta.

Cómo cuidar de un burmés europeo



Cómo cuidar de un burmés europeoEl burmés europeo es una variedad que aunque se parece mucho a su pariente lejano americano, tiene ciertas partes en las que se diferencian entre sí. Por ello, es posible que te cueste elegir entre uno y otro.

Si con estas características del burmés europeo piensas que no es para ti, entonces quizás prefieras el americano.

Cómo cuidar de un burmés europeo

  1. Sé cariñoso con él: Es de las pocas razas de gato que muy rápidamente cogen confianza con la gente con la que está, por lo que no te costará mucho en que se acerque a ti par amostrarte su cariño y se tumbe en tu regazo, sintiéndose seguro y confiado.
  2. Déjale curiosear: No te extrañe que cuando estés haciendo algo lo tengas por ahí cotilleando que es lo que haces, pues es una raza muy curiosa. Por ello, si estás en la cocina y está en un lugar que no molesta, no le eches, porque se sentida ofendido.
  3. Tranquilo: Al contrario que su pariente americana, es bastante más tranquilo. Es juguetón, pero no tanto como el resto de gatos.
  4. Juega con él: Aunque sea un gato tranquilo, le encanta el jugar, por eso no desperdiciará un solo momento en el que pueda pillarte para jugar un poco contigo.
  5. Si maúlla es porque quiere algo: Aunque lo mejor es que lo acostumbres a una rutina, el mismo te avisará si quiere algo o se te ha olvidado darle de comer.
  6. Cepíllalo a menudo: Para que su pelo siempre esté sano y quitarle así esa cantidad de pelo que se le caerá en las épocas que toquen.
  7. Báñalo cada dos meses: Aunque los gatos se bañan solos, eso no quiere decir que tú no debes bañarlos para que su pelaje esté limpio. De modo que cada dos meses más o menos llévalo al veterinario o dale un baño tú para que esté limpio.
  8. Podrás tener más mascotas: Al contrario que otras razas, esta no es demasiada territorial ni poseedora, por lo que no habrá problema alguno en que metas otro animal en casa.

Consejos para cuidar de un burmés europeo

  • No tengas plantas tóxicas para gatos a su alcance o podrías encontrártelo algún día muerto.
  • Si vas a adquirir este gato siendo muy pequeño, espérate hasta que tenga cuatro meses, para que así se haya desprendido del todo del lazo materno.
  • No le des alimento que no sea para gato, salvo que tengas que recurrir a algún remedio casero.
  • Intenta no acostumbrarlo a que haga un sitio como suyo, porque aunque no sea territorial, si te encuentra en su sitio, si que hará todo lo posible por echarte de allí para ponerse él.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *