¿Buscas información sobre Cómo cuidar de un Bosque de Noruega? Aquí tienes la respuesta.

Cómo cuidar de un Bosque de Noruega



Cómo cuidar de un Bosque de NoruegaEl origen del gato Bosque de Noruega, al que otros llaman también el gato lince, sigue siendo todo un misterio, pero su presentación en una exposición felina en 1993 hizo que se comenzarán a criar, ganando una gran popularidad.

Es una de las mejores razas de felinos para tener en casa, por su gran carácter y lo amigables que son.

Cómo cuidar de un Bosque de Noruega

  1. Un gran compañero: Se trata de una raza que le encantan los mimos, lo cuál lo convierte en un gran compañero para tener en casa. Si te gustan los gatos poco dependientes, esta es tu raza.
  2. De gran tamaño: Es una raza que puede llegar a alcanzar hasta los 8 kg. de peso, por lo que su tamaño es bastante considerable.
  3. Ejercicio: Son una raza que adoran hacer ejercicios, por lo que no te extrañe que en algún momento se acerque hacía a ti con intenciones de jugar o que intente cazar algún bicho al vuelo si lo ve.
  4. Comida: Repártele muy bien la comida, ya que debido al gran tamaño que pueden alcanzar, también pueden engordar mucho y eso no sería nada saludable para ellos.
  5. Les encanta escalar: Si no lo encuentras, no tengas ninguna duda de que estará en un lugar alto, porque son animales que les encanta estar en lugares altos por su amor a la escalada, igual que también le gusta mucho descender de lugares altos.
  6. Cepillado semanal: Tiene una doble capa de pelo que los protege del frío, pero eso es también una desventaja, porque hay que cepillarlos a menudo para evitar que les salgan algunos nudos en el pelaje.
  7. Un sitio caliente es lo que prefieren: A pesar de lo denso que tengan su pelaje, no te dirán que no si les pones su cama en un lugar calentito.
  8. Compatible con otros animales: No les importa compartir el hogar con otros animales, pues son muy amistosos y no tan territoriales como otras razas de felinos.

Otros consejos para su cuidado

  • Si tienes una casa de campo o un chalet vigila mucho por donde se mueve, pues es una raza que puede desaparecer de pronto y haberse colado en la casa de un vecino.
  • Su comida repártesela bien tres veces al día. Aunque te pida más nunca le des ese capricho, siempre que sea la cantidad que le corresponda.
  • Le puedes quitar las uñas, pero eso empeorará sus habilidades y agilidad, pudiendo hacerse mucho daño si se cae al intentar escalar.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *