¿Buscas información sobre Cómo cuidar a un Bulldog inglés? Aquí tienes la respuesta.

Cómo cuidar a un Bulldog inglés



Cómo cuidar a un Bulldog inglésSi está a la búsqueda de tener un perro en su casa, y le gustaría que fuera el animal de moda, sin lugar a dudas el Bulldog inglés, un fiel compañero canino que se caracteriza por su pequeño tamaño y por su graciosa cara.

Un perro al que adorará tener desde cachorro, ya que de todos los tipos de perros suele ser el más calmado de todos cuando está en pleno crecimiento y no le causará demasiados problemas en su casa.

Cómo cuidar de un Bulldog inglés

  1. Mucho cuidado con la actividad física: Al contrario de lo que ocurre con otros perros, el bulldog inglés es un animal que no requiere de mucho ejercicio físico. Es un perro con  perfecto para las personas que les gusta la vida sedentaria, y bastará con que haga solo unos 20 minutos de ejercicio diario para estar en forma. Al sacarlo no es necesario los paseos muy largos, y mucho menos en verano.
  2. Tenga su cama en un lugar fresco: Al tener el hocico tan chato, tienen muchas dificultades para poder respirar. Por ello, es importante que donde el animal pueda descansar o dormir sea un lugar fresco, sobre todo en los meses de verano.
  3. Su cuenco siempre con agua fresca: Es un perro bastante caluroso, incluso en los meses de invierno. Por ello es importante que el agua se la cambie varias veces el agua de su cuenco, para que siempre esté fresca.
  4. Una dieta saludable: Es una raza muy propensa a tener problemas estomacales porque son demasiado glotones. Por ello, es importante que vaya utilizando diferentes tipos de comida para que tenga una dieta sana y, muy importante, evitar a toda costa que coma comida para humanos. Alguna chuchería de vez en cuando no es problema, pero evite cualquier tipo de comida que usted suela comer.
  5. Acostúmbrelo a un horario estricto: Al Bulldog inglés es mucho mejor darle pequeñas cantidades de comidas repartidas a lo largo del día. No es bueno que de pronto coma muchas comidas. Hay quien dice que es mejor darle de comer dos veces al día, pero puede tener problemas de estómago, así que mejor dale cuatro o cinco veces, repartiendo la  cantidad diaria en varias tomas.
  6. Cepillado semanal: Aunque sea un perro de pelaje muy corto, ello no quita que no tenga que cepillarlo. Al menos una vez a la semana es bueno que lo cepille con un peine de púas. Puede que al principio al animal no le guste, pero poco a poco le irá agradando el paso del peine por su pelaje.
  7. Al castrarlo, controlar más la comida: Si esta raza de por si ya es propensa al sobrepeso, cuando están castrados lo son mucho más. Por ello, si lo ha castrado, es mejor que le dé comida especial de dieta, para que no engorde.
  8. Lava su cola a menudo: Bañarlo es importante, que basta con hacerlo cada tres meses. Pero más importante es lavar su cola, la cuál puede irritarse por la humedad o por que se manche al orinar.

Otros consejos para el cuidado del Bulldog Inglés

  • Periódicamente son buenas las visitas al veterinario, no solo para controlar el tema de las vacunas, para que le haga chequeos. Sus problemas respiratorios provoca que pueda tener muchos problemas de salud. Por ello, si lo lleva a bañar, aproveche para que le hagan un chequeo.
  • Es un perro que suele roncar mucho por las noches, por lo que no es nada bueno que se enfade con él por eso, ya que es debido a que tiene el morro más chatado que el resto de razas.
  • Controlar su peso desde pequeño es importante. Aunque lo vea muy gordo, no es bueno machacarlo a caminar ni a corretear con otros perros, ya que es una raza que se cansa muy rápido. Si va a dar un paseo largo o estar mucho tiempo en la calle, llévese un poco de agua para el animal.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *