¿Buscas información sobre Acostumbrar un gato a una nueva casa? Aquí tienes la respuesta.

Acostumbrar un gato a una nueva casa



acostumbrar un gato a una nueva casaCuando un gato es pequeño, no cuesta mucho que se acostumbre a un hogar. Sin embargo, si recoges un gato de la calle o te regalan uno ya más crecidito, en ese caso puede que te cueste un poco más que se habitúe a la casa.

Con estos sencillos consejos, conseguirás que tu nuevo amigo se acostumbre a tu casa más rápidamente.

Acostumbrar un gato a un nuevo hogar

  1. No lo fuerces: Cuando lo dejes en casa por primera vez, deja que se mueva por ella en total libertad. Es posible que se esconda en algún lugar de la casa. En ese caso déjalo tranquilo y que sea él quien salga y se acerque a ti.
  2. Ponle la comida: Aunque no veas que salga, ponle la comida en un lugar donde pueda acceder a ella, igual que el agua. Cuando tenga hambre o sed irá a buscarla él solo.
  3. Un juguete no lo convencerá: Cuando el animal no te conoce, es posible que este bastante tiempo escondido, y aunque le enseñes juguetes, es posible que no se acerque hacía a ti. También es bastante posible que si se te acerca te intentará atacar para quitarte el juguete y se lo lleve.
  4. Cuidado con las plantas: Es posible que se acerque a las plantas para ver que es, ya que inspeccionará toda la casa. Pero recuerda que hay ciertas plantas tóxicas, por lo que tendrás que quitarlas de su alcance para que no se las coma.
  5. Mucho cuidado con los objetos en alto: Al ser un hogar que no conoce, es altamente probable que no tenga mucho cuidado a la hora de moverse por las casa, y los objetos que haya en alto, si se sube, los puede ir tirando sin que se dé cuenta.
  6. No le provoques: Si el animal está escondido, no le acerques el dedo o de lo contrario puede que te lleves un buen zarpazo, ya que el animal estará bastante asustado al encontrarse en un entorno que no conozca.
  7. Cuidado con las otras mascotas: Si traes a un gato a una casa que no conoce, y encima tienes ya otra mascota, eso puede provocar que se asuste todavía más. Además, si hay dos animales, y más si son dos gatos, puede que se peleen entre ellos.
  8. Si tienes perro, controlalo: Los perros son muy curiosos, por lo que si ven que el animal se esconde es muy posible que lo sigan. Por miedo, el animal puede atacarle o darle un zarpazo en el hocico, así que mejor mantelo siempre vigilado.

Tener un gato nuevo en una casa, y más si es mayor, puede costar que se acostumbre. Aunque claro, todo eso depende del gato. Hay gatos que son muy cariñosos y enseguida se habituan a su nuevo habitad, pero con otros va a tener que echarle mucha paciencia.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *