¿Buscas información sobre 20 datos curiosos que no sabías de los gatos? Aquí tienes la respuesta.

20 datos curiosos que no sabías de los gatos



20 datos curiosos que no sabías de los gatosLos gatos es un animal muy querido como compañero, aunque hay quien los tiene como animales traicioneros y cobardes. También existen muchas cosas sobre su comportamiento que no sabemos, como, ¿por qué algunos le tienen miedo al agua y otros no? ¿Por qué ronronean?

Pues vas a descubrir 20 datos curiosos que seguro que no sabías de los gatos.

20 datos curiosos que no sabías de los gatos

  1. Pueden saltar hasta 5 veces su altura: Los gatos son felinos muy ágiles, y pueden llegar a saltar hasta 5 veces su altura de una sola vez. De hecho, varios experimentos demostraron que pueden llegar a saltar hasta casi los 3 metros de altura.
  2. Aunque esté dormido, siempre está alerta: Un gato duerme entre 15 – 18 horas diarias, y aun así, siempre está alerta a todo lo que ocurra a su alrededor, despertándose ante la mínima señal de que algo ha cambiado.
  3. Si distinguen colores: Siempre se ha pensado que los gatos lo veían todo en blanco y negro como los perros. Pero estudios recientes han demostrado que pueden distinguir el rojo, verde y azul.
  4. Sus bigotes no son pelos: Los cuatro bigotes que el gato tiene a cada lado de la nariz no son pelos que le salgan. Son detectores que le ayudan a medir distancias y a comprobar de donde viene el aire.
  5. Son más obedientes con las mujeres que con los hombres: Ello se debe a que la voz de la mujer es más agudo, y los gatos lo oyen mejor.
  6. Tienen más huesos que los humanos: Mientras que la estructura ósea del ser humano se compone de 206 huesos, los gatos tienen 290.
  7. Ciertos alimentos humanos son veneno para ellos: Algunos ejemplos son el café o el darles chocolate.
  8. Sobreviven a caídas largas más que a cortas: Existe el famoso mito de “los gatos caen siempre de pie”. Sin embargo, si un gato cayera desde una distancia corta, pongamos un sofá, caería en mala postura, mientras que si lo hiciera desde un cuarto piso caería bien. Esto se debe a que mientras están cayendo, instintivamente colocan las patas en la posición correcta para caer bien.
  9. Los ojos azules y el pelaje blanco es síntoma de sordera: Curiosamente, los gatos que tengan el pelaje blanco y los ojos azules, se ha comprobado que son completamente sordos. En cambio, sí solo tienen un ojo azul, entonces el oído de ese lado será el único sordo que tenga.
  10. Es muy posesivo: Cuando un gato llega a un nuevo hogar, enseguida lo tomate como suyo. Pero además, si ante su amo se tumba boca arriba, significa confianza y si se restriega, es que te acepta como algo de su propiedad.
  11. Son cazadores naturales: Si un gato ve algo moverse por delante de él, enseguida se lanzará para atraparlo. Esto se debe a su instinto innato de la caza.
  12. Levantar la cola es su forma de decir hola: Cuando un gato levanta la cola hacía arriba y la mantiene erguida mucho tiempo, es su forma de saludar a su dueño.
  13. Se lavan el cuerpo nada más terminar de comer: Ello se debe a que usan su lengua para eliminar los restos de comida de su cuerpo, por los posibles depredadores que se puedan encontrar.
  14. La nariz de un gato es su huella dactilar: La textura de la nariz de cada gato es única, como ocurre con nuestras huellas dactilares, por lo que podríamos llamarla su seña de identidad.
  15. El ronroneo no siempre significa felicidad: Muchas veces, el gato se te restriega ronroneando y tú piensas “anda, está feliz”. Pero en muchas ocasiones es una forma que tienen ellos mismos de tranquilizarse cuando están enfermos o asustados.
  16. La planta menta de los gatos es como una droga para ellos: Si a los seres humanos la marihuana les lleva a un breve estado de “júbilo”, a los gatos este efecto se lo provoca la nepeta cataria o menta de los gatos. Su perfume desencadena un comportamiento animal similar al de una hembra en celo.
  17. El pene de un gato tiene púas: Los gatos machos tienen púas en su pene que hacen que, cuando copule con la hembra, favorezca su ovulación. Si un gato es castrado de joven, estas púas nunca se llegarán a formar.
  18. Amasan por recuerdo maternal: Cuando un gato se acerca a un humano, ronroneando y amasando con sus patatas delanteras, es por el recuerdo maternal de cuando presionaba sobre las mamas de su madre para pedir leche.
  19. No todos odian bañarse: Otro mito muy distendido es que los gatos odian el agua, cuando no ocurre con todas las razas. Si a un gato no le gusta meterse en la bañera, se debe a porque entonces su pelo mojado no lo aísla bien.
  20. Tienen un punto ciego: Aunque los felinos como los gatos son conocidos por su perfecta vista, tienen un curioso punto ciego que se sitúa en su nariz. Si le colocas algo delante de la nariz, no podrá verlo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *